Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2/12/13

La Imposible Patrulla-X: Dios ama, el hombre mata.


Título: La Imposible Patrulla-X: Dios Ama, el hombre mata.
Título original: Marvel Graphic Novels X-Men: God loves, man kills.
Autor/a: Chris S. Claremont al guión, Brent E. Anderson al dibujo.
Saga: ---
Editorial: Marvel Comics/Panini.
Año: 1982 (2013).
Páginas: 96.
ISBN: 9788490245323
Precio: 12 €.
¿Dónde puedo conseguirlo?: En cualquier tienda especializada o en la propia web de Panini

 Bien, querido lector, esto es especial. ¿Que por qué es especial? Porque el tebeo que voy a recomendar, y lo haré fervientemente, acabo de leerlo por primera vez en mi vida, minutos antes de ponerme a escribir estas líneas. Y he de decir que no podría estar más contento.

 Hubo toda una generación que conoció a los X-Men por la popular serie de animación de los 90. Yo no. Tal vez por las estética, tal vez porque no entendía lo del gen X (un gen que proporciona poderes random...que estrecho de mente que era...), pero nunca me sedujeron los mutantes de la misma forma que Spiderman o Batman. Años después, cuando empecé a leer cómics, me entró curiosidad y caté la etapa en Astonishing X-Men de Josh Whedon. Me encantó. Mi siguiente paso fue leer toda la etapa de Chris Claremont. Y acabé totalmente prendado de los personajes, y de la visión que tenía este autor de ellos. 



 A mediados de los 70, los editores intentaron revitalizar el concepto de los X-Men, la Patrulla X, asignando a Chris Claremont la labor de llevar adelante la segunda generación de héroes mutantes de Marvel. Retomando a personajes ya establecidos (Cíclope, Jean Grey) y usando a varios de reciente creación (Tormenta, Lobezno), apostó por las tramas a largo plazo, el culebrón superheróico, y el desarrollo de las relaciones entre los personajes. Su etapa despuntó, duró más de diez años, y hoy en día es considerada como una de las imprescindibles si te gustan los superhéroes. La Patrulla X nunca habría sido lo que es hoy en día sin este caballero. 

 Y entonces llegaron las novelas gráficas. A principios de los 80, las editoriales querían que sus cómics y sus personajes llegaran a un sector más amplio de público, con lo cual empezaron a aparecer publicaciones más cuidadas, que trataban temas más adultos de lo normal. Tras varios dimes y diretes, y algún cambio en el equipo creativo (Neal Adams estuvo implicado en principio), esta historia salió a la luz. Y no pudo haber sido mejor.

 Todo comienza con el Reverendo Stryker y sus purificadores, fanáticos religiosos que consideran a los mutantes una aberración que debe ser exterminada sin piedad. Las primeras páginas lo dejan bien claro. La cosa se complica cuando, tras un debate televisivo con Stryker, el profesor Xavier, Cíclope y Tormenta resultan aparentemente muertos en un accidente de coche. Pero claro, uno puede engañar a los medios, pero no a Lobezno, Kitty Pryde, Coloso y Rondador Nocturno. Con una ayudita de Illyana, la hermana de Coloso... que por aquel entonces era más simpática que en la actualidad. 

 La verborrea que usaba Claremont en sus guiones se muestra en su mejor forma, aumentando el dramatismo de cada página y aportando en todo momento el punto de vista de cada personaje (genial la introducción de Kitty Pryde en la historia) y bordando su caracterización. En la historia, en todo momento está presente la metáfora sobre la manipulación de los medios y el fanatismo ciego, de tal forma que pese a ser un tema recurrente en las historias de los mutantes, aquí fue explotado por primera vez de forma realmente seria y sin tirar de motivaciones excesivamente fantásticas para el villano, que nos es mostrado en todo momento creíble y a la vez puñeteramente malvado. Por otra parte, Brent Anderson para mí ha sido un gran descubrimiento, recordándome por momentos a una especie de punto intermedio entre David Mazzuchelli y Neal Adams, mostrándose cómodo en ambientes algo turbios (genial el primer par de páginas, lamento repetirlo, pero... JO, CÓMO MOLA) y realizando en general un gran trabajo. Composición de página, rostros, secuencias... un derroche de buen gusto. El color del cómic, también hay que mencionarlo, está CUIDADÍSIMO siendo esta una obra de 1982, cuando los métodos  de coloreado eran complejos y costosos. Más méritos, si cabe. 

 Como último detalle, es muy necesario mencionar que la película X-Men 2 está basada en su mayor parte en esta historia en concreto. Con cambios, pero manteniendo la esencia y la idea. Y hasta aquí puedo escribir, ¡que si no os chafo tanto la peli como el tebeo!
 En conjunto, una obra atemporal, imprescindible si simpatizas con los mutantes, y con una edición muy cuidada y con bastantes extras y entrevistas. 

Satisfactoria a muchos niveles, e ideal tanto para quien acaba de descubrir a la Patrulla-X como para el que ya los lleva años leyendo, ALTAMENTE RECOMENDABLE. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada