Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8/10/13

¿Qué película veo? Hoy, La Leyenda Mágica de los Leprechauns.

Voy a sacar mi lado más ñoño y sensitivo (¿Quién? ¿Yo? ¿Sensitivo yo?) y a rescatar este clásico tan importante en mi vida.

Cuando yo tenía nueve tiernos añitos (1999) John Henderson decidió hacerme feliz creando esta joyita de la pequeña pantalla que, pese a lo cutre que ahora pueda parecerme, en su momento me fascinó y obnubiló. Vamos, que no pienso permitirle a NADIE que diga algo malo de ella. 
Los protagonistas no son muy conocidos, pero Henderson se ayudó de ciertas pesudoestrellas para seguir con el proyecto adelante: Whoopi Goldberg, Randy Quaid (hermano de Dennis Quaid y obeso de profesión), Colm Meany (que una vez salió en una con Colin Farrell a las tantas en la 2) y el hermano de Macaulay Culkin, Kieran. Repartaco, ¿eh?


Jack Woods viene de Nueva York. Su empresa le envía a Irlanda para que observe la capacidad del terreno de un pueblecito con la finalidad de convertirlo en campos de golf y apartamentos de superlujo. Por supuesto esto es un secreto, de puertas para afuera, Jack está aquí únicamente para descansar. O eso le dice a la preciosa Katheleen Fitzpatrick cuando la encuentra nadando desnuda en el río. Ella lo toma por un mirón y al pobre señor Woods le toca salir corriendo. Mientras huye por el bosque, ve que alguien se está ahogando a lo lejos y pide auxilio. Sin pensárselo, se tira al agua a rescatar al pequeño que está ahog... ¿pequeño? ¡Pequeñísimo! ¿Qué es eso? En un momento de confusión, el ser huye y Jack se da un golpe en la cabeza.
Empapado y confuso, vuelve a su pequeña cabaña, donde Seamus Muldoon, jefe de los Leprechauns, le espera para agradecerle haberle salvado la vida. Según la tradición de los Leprechauns, ahora Seamus está en deduda con Jack para toda la vida. ¡Ah, se me olvidaba! No sabes lo que es un Leprechaun. Pues bien, es un duende pequeñito irlandés del que se dice que esconde ollas de oro bajo tierra. Son reacios a los humanos y enemigos naturales de los duendes soldado. Suele vivir una familia en cada casa, pero se hacen invisibles para evitar el contacto con los humanos. Así que si algún día te desaparece algo, que no te extrañe que algún Leprechaun curioso se lo haya llevado.

Pero más allá de todo esto, el problema reside en que los Leprechauns y los Duendes Soldado tienen una guerra abierta y están haciendo que la naturaleza se destruya. La gran Banshee (Goldberg) les ha quitado su inmortalidad como castigo, y aun así esto no para la pelea. Para colmo, el hijo de Seamus, Mickey, se ha enamorado locamente de Jessica, ¡la princesa de los duendes! Como su amor está prohibido, deciden escapar juntos, y eso sólo agrava la guerra, pues sus respectivas familias se echan la culpa de su huida entre sí. Desesperados, Mickey y Jessica piden ayuda a Jack y Katheleen, quienes tendrán que limar asperezas y unir fuerzas para salvar Irlanda.

--------

¿No es una historia maravillosa? Es pura fantasía, mucho humor y una bonita historia de amor. Recuerdo grabarla de Telecinco con el VHS cortándose en cada intermedio. La echaban en dos partes, si no recuerdo mal. Claro, es que el filme dura unas cuatro horas. Supongo que porque es más una miniserie.

Seguramente todos los aspectos de esta película que recuerdo están tapados por miles de sentimientos de afecto y emoción, porque recuerdo haberla visto cientos de veces. Hay cosas, como el tema final de la película, que aún me vuelve loca -Emma Townshed, We Can Fly Away- Mickey y su sonrisa de pillo y frases como: "¡Nos rendimos!, ¡traemos bandera blanca!" "Sepa usted, señor, que soy daltónico". y miles de pequeños detalles, como el castillo flotante de los duendes soldado y el "Dale un besito de mi parte, Mickey", que aún me hace llorar.

Los precarios efectos especiales, las penosas escenas de batalla y el humor absurdo la hacen encantadoramente atrayente para el público al que se dirige. No es en absoluto empalagosa, ni tampoco frívola. Mantiene varias historias paralelas para el entretenimiento del espectador. Y, por supuesto, es muy divertida.

En realidad, no pienso adentrarme en su apartado técnico, pues emborronaría la imagen que pretendo vender. Quizás para aquellos que no la recuerden de pequeños, sea una decepción. Pero lo que sí quiero que tengan en cuenta, es el año, el escaso presupuesto, y el hecho de que sea un telefilme no han conseguido alejar de las estanterías de DVDs a esta pequeña maravilla.

Por favor, recomiendo a todo el mundo que se deje empapar por la fantasía, los bailes irlandeses y el amor prohibido, al menos una vez.

5 comentarios:

  1. Qué reseña tan bonita, neechan *o* La verdad es que no se puede hablar de esta película de otra manera. Me acuerdo de cuando nos sentábamos en el suelo con el cuenco de palomitas para verla, e inmediatamente después saltábamos a 'El décimo reino'.

    Es magia y nostalgia, así todo junto ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, neechan <3 La tengo en DvD *guiño guiño*

      Eliminar
  2. Jamas la he visto, o de que me acuerde XD!!!
    La veré si llego a tener tiempo :3
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, ¿no? Es un clásicoooo. Ojalá que si le echas un ojo, te guste. Me haría mucha ilusión <3 Gracias por comentar :)

      Eliminar
  3. Hacía tiempo que no te leía, y me había dejado un par de tres reseñas sin ojear... y, de verdad, da gusto leerte a ti y a tu implicación sentimental en la mayoría de recomendaciones que haces. Sigue así, yo mientras veré este coso de 4 horas...

    ResponderEliminar